miércoles, 29 de abril de 2009

100 x 100 Pícara

Alias
Hoy he sacado a pasear mi picardía... Esa que a veces incluso me acaba sorprendiendo a mí. La tenía algo olvidada en algún recoveco de mi cuerpo y sólo me acordé de ella justo en el momento en el que colgué el teléfono. Segundos después era ella quien le llamaba y le proponía un plan alternativo. Colgué el teléfono con el objetivo conseguido y la sonrisa puesta. Minutos más tarde y tras un cortado a toda prisa, pude comprobar que mi picardía seguía allí y no se había ido. Había vuelto para quedarse. Así que en un pequeño intento para sacar un poco de valor la usé nuevamente y .... conseguí probar de nuevo ese sabor que tanto me estaba empezando a gustar... el de sus labios.

Después de todo, ¿me estaré olvidando del sabor de la mandarina?

2 comentarios:

Carolina dijo...

mmmm creo que no es malo probar nuevos sabores. De echo hay que probar y probar hasta que demos con uno que nos guste realmente. No creo que olvides el sabor de la mandarina pero es posible que encuentres sabores que te gusten mucho mas y es por eso que ya no quieras probar mas mandarina! :)

Carol·ina dijo...

Olé, olé y olé... Creo que yo nunca lo hubiera dicho mejor. Gracias Tocaya.